Chemex

Esta famosa y estilosa cafetera es obra de Peter Schlumbohm, un inventor que dedicaba sus días a desarrollar soluciones de refrigeración. En 1939 y con ese mismo afán, desarrolló este producto. Muchos de sus inventos no tenían futuro comercial o bien eran caros de desarrollar, por lo que patentó varios pequeños productos que tenían como objetivo generar recursos para su pasión: los sistemas de refrigeración.

La cafetera chemex está inspirada en los tubos de ensayo y vidrios de uso químico, y es uno de los métodos más populares para hacer café. Su diseño, muy de acuerdo a la tendencia Bauhaus dominante en ese entonces y carente de metal -característica muy importante en plena guerra mundial- fue adoptado rápidamente por los consumidores.

Para usarla se necesita simplemente de un buen café, agua caliente y un filtro, la gravedad hará el resto.

El cuello del medio fue pensado para adaptarse a los tipos de mano, grandes y pequeñas. Fue un largo proceso de ensayo y error hasta encontrar el tamaño ideal, la madera adecuada y la terminación de ésta.

El “botón” que sobresale en el vidrio, indica media medida, es decir, si nuestra chemex es de 10 tazas, el nivel del botón es 5. Las 10 tazas, o medida completa, se logran cuando la preparación alcanza la parte inferior del cuello.

Una de las características de la Chemex es el filtro, diseñado especialmente para esta cafetera, tiene un grosor especial que permite que el café tenga menor acidez y filtre mejor los aceites, obteniendo un café más “puro”, pero sabemos que esto es gusto personal y hay consumidores a los que les agrada que el café tenga cierta acidez y que valoran los componentes que agregan los aceites.

El vidrio de la Chemex es de borosilicato y es resistente al fuego, por lo tanto es capaz de soportar el fuego de la cocina (fuego lento) si queremos mantener la temperatura de nuestro café, pero no es recomendable ponerlo directamente sobre cocinas eléctricas.

La cafetera Chemex nos encanta porque además de ser un objeto funcional, es estéticamente muy bello.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *