Variedades de café

Existen dos variedades de café con las que se preparan todos los tipos de café que existen en el mundo, estos son el arábica y el robusta. Los granos de café de estas variedades tienen distintas características que van a otorgar a nuestra bebida sabores y aromas distintos dependiendo del porcentaje que se use de cada una en la mezcla, las otras características estarán dadas por el origen de los granos y el tostado.

Café Arábica

Su cultivo es más complejo debido a que es una especie más delicada y menos productiva, ya que el volumen de granos por planta es menor. Además, son plantaciones que se dan mejor en altura, haciendo de la cosecha un trabajo laborioso. Esta especie produce un café se sabor delicado, muy aromático, con un bajo amargor, ácido y con un bajo porcentaje de cafeína. Existen varias sub especies, y el sabor y características de estos granos varían de acuerdo al lugar en donde se producen, siendo los más valorados los de África central, Centro y Sud América y zonas altas sub tropicales de Asia.

Café Robusta

Es un cultivo resistente, que se da en terrenos amplios y llanos y que produce más frutos por planta. Éstos tienen un alto porcentaje de cafeína y un alto amargor, son menos ácidos y producen un café con más cuerpo. Este grano suele ser usado como potenciador de algunas características del arábica en mezclas que por lo general son de 80% arábica y 20% robusta, o variaciones similares. El café que produce este grano es menos complejo y menos aromático, y suele ser usado en tipos de café más baratos y sencillos, pero como lo mencionamos antes, en manos de expertos puede ser un gran complemento de sub-especies de arábica para lograr bebidas de gran sabor y calidad.

Revisa la gran variedad de café que tenemos, en ellos podrás encontrar muchas mezclas que potencian las mejores cualidades de cada especie para que elijas tu favorito.